Buscar
  • Jardineros Profesionales

Seis plantas resistentes a la nieve



La nieve es un fenómeno meteorológico que hay que tener muy presente cuando vamos a elegir qué plantas comprar. Y es que ya no estamos hablando de »simples» heladas que desaparecen con rapidez en cuanto sale el Sol, si no de algo -la nieve- que tarda más en derretirse y que, por consiguiente, puede causar daños graves a las plantas menos resistentes.


Junto con las granizadas, las nevadas suponen todo un desafío para las especies. Por suerte, hay muchas plantas resistentes a la nieve, como las que vas a ver a continuación.


Vitadinia azul (Brachyscome multifida)

La vitadinia azul es una planta vivaz de hábito rastrero que alcanza una altura de 45 centímetros. Sus hojas están profundamente divididas, y son de color verde. Las flores surgen en el extremo de los tallos, y son de color malva, rosado o blanco. Aparecen desde comienzos del otoño hasta mediados de invierno.

Es una herbácea muy bonita, que crece en lugares soleados siempre que el terreno tenga muy buen drenaje. Tolera los calcáreos sin problema. Y además, soporta hasta los -7ºC.


Abelia (Abelia grandiflora)

La abelia es un arbusto semicaducifolio (es decir, que se queda parcialmente sin hojas en invierno) que alcanza una altura de entre 1 y 3 metros. Sus ramas son un poco colgantes, y lo más interesante es que se llenan de flores blancas en primavera. Estas, además, son fragantes.

Puedes tenerla tanto a pleno sol como en semisombra. Aunque eso sí, es muy recomendable que el suelo (o sustrato, si la vas a tener en maceta) tenga un pH ácido, de 4 a 6. El motivo es que en tierras alcalinas su crecimiento es un poco más lento. Pero por lo demás, resiste hasta los -12ºC.


Arce japonés (Acer palmatum)

El arce japonés es un árbol o arbusto -dependerá de la variedad y/o cultivar- que crece entre 1 y 12 metros de altura. Su porte es muy elegante, pues su copa es redondeada, algo abierta, de la que brotan hojas palmadas y lobuladas que pueden ser de alguna tonalidad verdosa, rojiza, amarillenta o incluso variegada.