Buscar
  • Jardineros Profesionales

Guía para hacer esquejes



Un esqueje es una parte viva (normalmente un tallo) que se ha extraído de una planta con el objetivo de injertarla en otra o en un recipiente para que se desarrolle. La multiplicación por esquejes consiste en realizar un corte limpio de esas pequeñas partes con el fin de que se reproduzcan.


Una vez que ya has realizado el corte y el pequeño trozo ya está separado de la planta, hay que introducirlo en un recipiente con agua para que desarrolle las raíces (o en un tarro que contenga tierra y arena). A continuación, y tras aparecer las raíces, se trasplanta al lugar definitivo.


Hay algunas especies de plantas que son ideales para hacer esquejes, tales como el geranio, lavanda, amapola, rosa, clavel o crisantemo. Aunque también podemos crear esquejes de plantas de porte arbóreo, como por ejemplo los sauces, abedules o el brezo.


Si el tipo de planta es de interior, la creación del esqueje será distinta al proceso que usaremos en plantas exteriores.


Esquejes en plantas de interior