Buscar
  • Jardineros Profesionales

Dalias con flores accesibles para abejas y otros insectos polinizadores



Las dalias con flores del grupo cactus, bola o decorativas son las más deseadas, al menos cuando pensamos en jardines para flor de corte. Sin embargo, cuando queremos cultivar dalias en el jardín que tengan la capacidad de atraer abejas y otros insectos polinizadores, nuestra gustos tienen que orientarse hacia otros grupos de dalias.


A estas alturas es bien conocido que las abejas melíferas, y también algunos abejorros y especies de abejas solitarias, han disminuido en abundancia en los últimos años. En el caso de los abejorros y las abejas solitarias, al ser especies que tienen requisitos bastante limitados a la hora de elegir los tipos de flores de las que se alimentan, son las que tienen más probabilidades de verse afectadas. Por lo general, se trata de especies que no son capaces de utilizar flores de jardín.


Por el contrario, la abeja melífera y las especies más comunes de abejorros utilizan una amplia gama de flores tanto cultivadas como silvestres y, por lo general, no es probable que les falten plantas adecuadas de las que puedan alimentarse, siempre y cuando en nuestra selección de especies se incluyan plantas con flores de fácil acceso para esos insectos.


Para quienes estéis pensando en plantar tubérculos de dalia este año y no tengáis claro todavía qué tipo de dalia queréis que florezca en vuestro jardín el próximo verano y otoño, una buena razón para acotar vuestra selección es pensar en aquellas dalias cuyas flores son atractivas para abejas y otros insectos polinizadores, porque no todas son válidas para ese cometido.


De los 13 grupos en los que se clasifican las dalias atendiendo a la morfología de sus flores, solo algunos son adecuados para atraer insectos polinizadores. Se trata de grupos que incluyen cultivares de dalias con flores de centro abierto, ya que son las que permiten fácilmente el acceso a esos polinizadores.


Por el contrario, las dalias con flores de múltiples pétalos, como los cultivares del grupo cactus, bola o decorativas, generalmente son de menor eficacia, ya que los pétalos adicionales impiden el acceso de los insectos polinizadores a las partes de la cabeza de la flor que contienen polen.


Grupos de dalias que pueden atraer insectos polinizadores

Dalia flor sencilla

Los capítulos de este tipo de dalias no presentan duplicatura alguna. Sus flores forman un anillo exterior único de flósculos, que puede superponerse, formando en el centro un disco.


Dalia Collerette (flores de collar)

Las dalias con flores de collar son aquellas que tienen un solo anillo exterior de flósculos radiales generalmente planos, que pueden superponerse, con un anillo de floretes pequeños (el collar), generalmente de otro color, formando en el centro un disco.


Dalia flor de orquídea sencilla Las dalias del grupo orquídea sencilla o estrella tienen flores con un solo anillo exterior de floretes que rodean el disco. Los floretes de los radios se presentan uniformemente encorvados en sus bordes hacia adentro o hacia afuera.


Dalia flor de Anemona

Este grupo de dalias llevan ese nombre porque los capítulos de sus flores recuerdan a los de las anémonas. El centro se compone de tubos densos y alargados en lugar de un disco. Las partes externas tienen uno o más anillos de pétalos aplanados.


Dalias diversas

Las dalias diversas abarcan aquellos cultivares que no encajan en ninguno de los grupos formales de dalias. En este grupo existen algunas variedades con flores de centro abierto capaces de atraer insectos polinizadores, como Dahlia 'Waltzing Mathilda', un cultivar con flores semidobles, rojo claro con brillo amarillo, con pétalos ligeramente retorcidos.


Algunos requisitos básicos para el cultivo de dalias

Las dalias crecen en cualquier suelo, pero lo hacen mejor en suelos fértiles, ricos en materia orgánica y bien drenados. Es mejor situarlas a pleno sol. Conviene plantar los tubérculos cuando haya pasado todo el peligro de las heladas. Dependiendo de la zona donde nos encontremos, lo ideal es hacerlo entre abril y mayo, incluso hasta junio. No hay que olvidar que los cultivares más altos necesitan cañas o estacas para proporcionarles un punto de apoyo. También es importante que cortemos en la base las flores marchitas para prolongar la floración. Si aplicamos abono liquido en el riego con regularidad obtendremos mejores resultados. Por último, hay que tener en cuenta que las dalias no son completamente resistentes, por lo que es conveniente levantar los tubérculos en otoño, cuando el follaje se ha ennegrecido por la primera helada. Es entonces cuando se tienen que cortar los tallos, levantar los tubérculos y guardarlos durante el invierno en lugar seco y libre de heladas. En áreas templadas se pueden dejar los tubérculos en el suelo, pero si están plantados en suelos pesados pueden llegar a pudrirse.

Fuente: https://www.elblogdelatabla.com


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Quiénes somos?

¡Somos un equipo de personas entusiastas, con muuuchos años ya de experiencia en este sector, que nos encanta nuestro trabajo y que queremos compartir contigo la pasión que sentimos por la jardinería!

JardinerosProfesionales es el lugar de encuentro de todos los jardineros y apasionados de la jardinería en general. Aquí podrás informarte de todo lo relativo a la jardinería (técnicas, maquinaria, herramientas...), leer las opiniones de otros usuarios, comentar las últimas noticias, compartir las imágenes de tus trabajos con otros jardineros ¡y mucho más!

¿Tienes alguna duda? ¿Necesitas ayuda? ¿Tienes alguna propuesta? ¿Quieres publicitarte aquí?...