Buscar
  • Jardineros Profesionales

Cuidados para tener un limonero sano



Los cítricos crecen mejor en un suelo con buen drenaje y en un emplazamiento soleado. No obstante, cultivarlos en el lugar adecuado no garantiza un buen crecimiento ni una cosecha saludable. Si percibes que tu limonero no se ve del todo bien, puedes revivirlo estableciendo un horario de cuidado y realizando un mantenimiento a diario.

  • Verifica la humedad del suelo antes de volver a regar. Mantén el suelo húmedo, pero no empapado. La retención de la humedad variará de acuerdo el tipo de suelo, así que haz una revisión con un medidor de humedad todos los días para saber con qué frecuencia debes regarlo.

  • Cuando comience la primavera poda el limonero para remover los retoños y las ramas enfermas y entrecruzadas. Usa tijeras de podar desinfectadas y una sierra para ramas grandes. Para desinfectar las tijeras de podar, sumérgelas en una mezcla de una parte de cloro por tres partes de agua durante cinco minutos. Enjuaga y estarán listas para usar.

  • Fertiliza el limonero cuando comience la primavera. Los fertilizantes de cítricos pueden encontrarse en centros de jardinería. Deja de fertilizar en otoño para evitar un nuevo crecimiento que se verá perjudicado por el frío de las próximas temporadas.

  • Los limoneros suelen padecer de plagas como los ácaros, por lo que tendrás que verificar su existencia y utilizar insecticidas para eliminarlos.

  • Los cítricos jóvenes deben protegerse del daño de las heladas en las noches frías, regándolos y cubriéndolos con una manta.