Buscar
  • Jardineros Profesionales

Cinco soluciones domésticas para acabar con las malas hierbas




Eliminar las malas hierbas puede convertirse en una actividad no solo cansada o aburrida, sino que en ocasiones acabamos gastando dinero en herbicidas que las eviten o las maten para siempre. Hoy vamos a daros algunas opciones de cómo conseguir hacer vuestro propio herbicida casero y natural para eliminar las malas hierbas.


1. Mojar con agua hirviendo

Simplemente coloca una gran olla de agua a hervir, y luego se vierte sobre las hojas y tallos de las malas hierbas de las que te quieras deshacer. El uso del agua hirviendo es un método eficaz para matar las malas hierbas en lugares tales como grietas de la acera o calzada, o sobre un área mayor en la que te te gustaría volver a plantar después de que las malas hierbas se hayan ido, ya que no deja ningún residuo ni tendrá ningún efecto perjudicial a largo plazo. Al igual que con todos estos herbicidas caseros, sigue siendo importante sólo aplicarlo a las plantas que deseas quitarte de encima, ya que fácilmente también puedes matar a tus flores o plantas vegetales.


2. Encender con fuego