Buscar
  • Jardineros Profesionales

Cómo hacer esquejes en 5 pasos



Una de las habilidades de tus plantas es que se pueden reproducir de maneras distintas. Una de ellas es la multiplicación por esquejes. Un método bastante habitual que, además de muy económico, es más fácil de lo que crees. El esqueje o gajo es una parte de la planta (tallo, rama, hoja) que se corta para que eche sus propias raíces y se reproduzca creando una nueva planta, un clon idéntico a la planta madre.


La mejor época del año en la mayoría de las plantas es la primavera, cuando los brotes están tiernos; así que, ¡manos a la obra!


1. Elige un buen corte

Lo primero es decidir qué parte de la planta vas a cortar. Un tallo tierno, una rama que acaba de brotar, incluso una hoja en algunas especies. Lo importante es que el esqueje esté sano y bien desarrollado. La longitud variará en función del tipo y tamaño de la planta, pero en general se cortan entre 10 y 15 cm. Eso sí, siempre por debajo de uno de los nudos, dejando no más de tres nudos en el total del gajo y procurando que no tenga flores (acaparan las reservas de alimento).

El corte debe ser limpio, con unas buenas tijeras de poda, y preferiblemente horizontal en la base y diagonal en la punta.