Buscar
  • Jardineros Profesionales

Cómo guiar y podar los rosales trepadores



Cuando llega el frío y acortan los días, los rosales dejan de crecer y entran en un estado de reposo vegetativo. Este momento es el tiempo ideal para realizar la poda, ya que podremos manipularlos y cortar las ramas sin causarles daño. En los rosales trepadores aprovechamos este periodo de latencia para orientar el crecimiento de las ramas y eliminar la madera vieja, dañada o mal situada. El objetivo es controlar la altura de la planta y estimular el brote y desarrollo de ramas floríferas.

Hay quien siente cierta inquietud a la hora de podar, confieso que a mi me ha pasado muchas veces. Parece contradictorio eliminar esas hermosas ramas que ya tiene la planta. Pero con la poda, en realidad, consigues una planta más vigorosa. Ésta práctica es muy positiva para el arbusto, ya que fomenta el nuevo crecimiento, elimina la madera vieja y muerta, y ayuda a dar forma. Además, reduce el riesgo de enfermedades fúngicas, como oidio o roya, puesto que permite que el aire circule mejor entre las ramas.


Época de poda de los rosales trepadores

Los rosales trepadores se podan a finales de invierno. A mi me gusta hacerlo pocos días antes de la primavera, entre finales de febrero y principios de marzo. Es importante que haya pasado el riesgo de heladas, por lo que el momento preciso dependerá del clima de la región donde se cultive. Esto se debe a que la poda estimula el crecimiento de la planta y la formación de nuevas yemas que pueden morir si sobreviene una helada fuerte.