Buscar
  • Jardineros Profesionales

Cómo cuidar un rosal


Los rosales son una de las plantas más comunes en casas y jardines, ya que sus flores embellecen cualquier rincón. Las rosas, con su inequívoca fragancia y su diversidad de colores, son a la vez una de las flores favoritas a la hora de hacer ramos para regalar. Por este motivo, plantar rosales en casa se convierte en una idea genial, pero deberás saber cuáles son los cuidados que esta planta necesita.

Pasos a seguir:

  1. A la hora de cuidar un rosal correctamente, será fundamental que tengan luz solar al menos 6 horas al día, incluso a las rosas que prefieren la sombra les hace bien la exposición directa al sol de 4 a 6 horas por día.

  2. Es necesario que el suelo tenga un buen drenaje de agua para evitar la acumulación del agua, aunque también debemos corroborar que retenga cierta humedad. De este modo, a la hora de plantar un rosal será fundamental que elijas un sustrato adecuado o prepares el drenaje adecuado para el tiesto donde colocarás la planta.

  3. Las rosas marchitas que hayan quedado en el rosal deben ser eliminadas, para que le dejen espacio a nuevas rosas. De este modo, deberás retirarlas cuando veas que se están secando y así crezcan rosas más fuertes.

  4. Uno de los cuidados principales que necesitan los rosales es una correcta poda, que hará que florezca más y tenga mejor salud. Debe podarse el rosal en pleno invierno, cuando la planta se encuentra adormecida, siendo el mes de febrero o marzo la fecha límite para realizarla (en el hemisferio norte). Recuerda que siempre debes hacerlo con las mejores herramientas y usando guantes para evitar cortes o pinchazos.