Buscar


Cada planta tiene un propósito y beneficios tanto para la salud como para gastronomía y en esta ocasión hablaré de una planta muy reconocida que cada herbolario debe de tener. Si eres aficionada de sacar provecho de las propiedades que provee la naturaleza no tienes que dejar pasar esta planta.


Una variedad de remedios que puedes hacer gracias a sus propiedades depurativas y diuréticas. Aprender a aprovechar las propiedades de las plantas es lo más sano ya que no causan adicción como lo hacen los medicamentos.


1. Para qué sirve

Una planta conocida para tratar infecciones del tracto urinario gracias a su efectividad. Además de tratar hemorroides, hongos, fortalecer las uñas, ideal para bajar de peso y prevenir erupciones en la piel.


2. Propiedades

Actúa como diurético, tiene alto contenido en minerales,vitaminas; además es antiinflamatorio y desintoxicante.


3. Cuidados

Para cuidar de esta planta es necesario que tenga luz directa y darle un entorno de estanque donde se pueda mantener de 15 a 20 centímetros de agua. Necesitarás podar los tramos de tallos que se tornen amarillosos y lo mejor para estas plantas es la tierra negra. Básicamente este tipo de plantas requieren de pocos cuidados, ¡verás lo fácil que es!


4. Beneficios

Favorecerá a eliminar toxinas desde el hígado y riñón; además de tener un alto contenido en minerales y vitaminas es recomendado para problemas de anemia o en la etapa de vejez. Ayuda cuando se presenta problemas de cistitis, y sirve como una opción de prevención para evitar la formación de piedras en el riñón y el sobrepeso.


5. Usos

Para aprovechar sus beneficios será necesario hacer una infusión; podrás tomarla de una a dos veces al día siempre y cuando se lleve una dieta equilibrada. De lo contrario deberás de consultar a tu médico sobre todo si lo usarás para bajar de peso.


Es increíble los beneficios que se pueden tener a la mano sin necesidad de gastar tanto dinero en medicamentos, puedes usarla para prevenir infecciones urinarias si es recurrente que las presentes o si ya tienes incontinencia.


Fuente: https://plantas.facilisimo.com/

  • Jardineros Profesionales



Cuando escuchamos nombrar arañas o cuando vemos una de ellas nos sentimos aterrados, pues a la mayoría no nos gusta tenerlas en nuestro hogar. La buena noticia es que existen plantas que alejan a las arañas, por lo que si las siembras en tu jardín, podrás deshacerte de ellas sin lastimarlas.


Lavanda

Esta hierba perenne puede mantener a las arañas alejadas de tu hogar gracias a su distintivo aroma. Cultívala en macetas en el interior y colócala cerca de una ventana para que la fragancia fluya por todos lados.


Melissa officinalis

La melissa officinalis, también conocida como toronjil o menta melisa, es una hierba perfumada que puede prevenir arañas y mosquitos. Su fuerte fragancia hace que las arañas se sientan incómodas y no se acerquen.


Menta

Cultiva la menta en contenedores en interiores y utiliza la planta para repeler arañas.


Cymbopogon

El cymbopogon también llamado limoncillo tiene un fuerte aroma a limón y es conocida por disuadir a una gran variedad de insectos voladores y repeler a las arañas. En sus hojas tiene aceite de citronela, por lo que también mantiene alejados a los mosquitos.


Albahaca

La albahaca puede disuadir a muchos insectos, entre ellos las arañas. Cultívalos en una maceta en el alfeizar de una ventana para tener un suministro fresco de esta hierba aromática para tu cocina.


Romero

A las arañas no le agrada el aroma a romero y, por tanto, se mantienen lejos de donde se encuentra este. Pon varias macetas en las áreas en las que tienes problemas con ellas.


Crisantemos

Las flores de los crisantemos contienen un compuesto repelente de insectos conocido como pyrethrum que también está presente en muchos pesticidas orgánicos.


Caléndulas

Las caléndulas no solo te ayudarán a prevenir a las arañas en tu hogar, sino que también mantendrá a los mosquitos, los piojos y otras plagas alejadas.



Fuente: https://www.guiadejardineria.com/

  • Jardineros Profesionales



Durante el invierno son muchas las plantas que entran en reposo, haciendo que el jardín parezca dormido, como si alguien le hubiese dado a un imaginario botón de pausa. Todos los días parecen iguales, pues ellas permanecen prácticamente sin variaciones durante toda la estación. Los únicos cambios visibles son los que nos muestra el clima: a veces hay nieve, otras hielo, en algunas ocasiones llueve o hace viento. Pero esta situación puede ser algo diferente.


Si plantamos plantas de exterior de hoja perenne en nuestro jardín de invierno, vamos a poder seguir contemplando la belleza natural de nuestros rincones preferidos. Y eso por no hablar de que estas nos permitirán tomar fotografías magníficas durante todas estas semanas, independientemente de que caiga nieve o sople el viento.


¿Cuáles son las plantas más recomendadas? Pues bien, algunas de las que te recomendamos aquí son las siguientes:

  • Acebo (Ilex aquifolium)

  • Astilbe (Astilbe sp)

  • Cotoneaster (Cotoneaster horizontalis)

  • Dicksonia (Balantium antarcticum)

  • Durillo (Viburnum tinus)

  • Eucalipto de las nieves (Eucalyptus pauciflora)

  • Palmito elevado (Trachycarpus fortunei)

  • Jazmín estrellado (Trachelospermum jasminoides)

  • Rosa de navidad (Helleborus niger)


Acebo

El acebo es un árbol, en ocasiones arbusto grande, perennifolio que puede crecer entre los 6 y los 15 metros de altura. Tiene un tronco recto y un porte piramidal, además de una copa muy ramificada de la que brotan numerosas hojas ovaladas. Fructifica en otoño-invierno.


Astilbe

El astilbe es una robusta planta perenne que se cultiva tanto por su porte como, sobre todo, por sus llamativas flores plumosas. Dependiendo de la variedad, llega a medir hasta 1 metro o metro y medio de altura, y en primavera produce sus flores, que son rojas, rosas o lilas.

Para crecer necesita sombra parcial, pero en climas muy fríos se cultiva a pleno sol. Soporta sin problemas las heladas de hasta los -18ºC.


Cotoneaster

El cotoneaster es un arbusto perennifolio que crece alcanza el metro de altura aproximadamente. Sus hojas miden más o menos un centímetro, y son de color verde. Sus frutos son bayas rojas con un alto valor ornamental.

Se trata de una planta interesante para climas templados y fríos, ya que resiste las heladas de hasta los -20ºC.


Dicksonia

La dicksonia es un helecho arbóreo que alcanza los 15 metros de altura. Sus hojas, llamadas frondes, son perennes, con una longitud de entre 2 y 6 metros. El ritmo de crecimiento es muy lento, pero es una planta que puede usarse para decorar los jardines y terrazas desde su juventud.

Tiene que estar en sombra o semisombra, pues si le da el sol de manera directa la »quemará». Si el ejemplar es adulto y está aclimatado es capaz de soportar hasta los -10ºC según algunos portales ingleses como Foliosa, del Reino Unido, pero aconsejamos protegerlo si baja de los -4ºC.


Durillo

El durillo es un arbusto perennifolio que también se puede tener como arbolito de hasta 7 metros ya que tolera bastante bien la poda. Sus hojas son ovado-elípticas, de color verde brillante por el haz y más claras por el envés. En primavera produce flores blancas agrupadas en inflorescencias que atraen a varios insectos beneficiosos, como a las abejas.

Resiste las heladas de hasta los -12ºC.


Eucalipto de las nieves

El eucalipto de las nieves, o el eucalipto de nieve como también se le conoce, es un árbol perennifolio que, dependiendo de la crudeza del clima en el que habita, puede crecer hasta 5 metros, o bien superar los 7 metros. Las hojas en los ejemplares adultos son lanceoladas, pero de jóvenes tienden a ser un poco ovadas.

Se trata de una planta muy recomendable para aquellas zonas donde las temperaturas pueden llegar a bajar mucho, puesto que soporta hasta los -23ºC.


Palmito elevado

El palmito elevado, conocido también como palmera excelsa, es una de las especies de palmáceas más resistentes al frío invierno. Desarrolla un único tronco de hasta 12 metros de altura por unos 30 centímetros de grosor, del cual brotan hojas palmadas de 75 centímetros de ancho por 50 centímetros de largo.

Crece en lugares expuestos al sol, y puede sobrevivir hasta los -20ºC si son heladas puntuales.


Jazmín estrellado

Se le llama también jazmín de leche o jazmín hélice, y es un arbusto trepador perennifolio que puede medir hasta 10 metros de alto si tiene soporte, o bien crecer como una mata redondeada de unos 7 metros de alto. Sus hojas son simples y oval-lanceoladas, de color verde oscuro brillante. En primavera produce flores blancas y muy perfumadas, similares a las del verdadero jazmín (Jasminum).

No obstante, las similitudes acaban ahí, ya que el jazmín estrellado es una planta que resiste mucho mejor el frío: hasta los -12ºC.


Rosa de Navidad

La rosa de Navidad o heléboro, es una planta perenne que crece como rastrera, llegando a medir unos 0,50 metros. Las hojas son palmadas y de color verde oscuro. Durante el invierno produce flores de gran tamaño y de color blanco, rosa, o rojo dependiendo de la variedad. Asimismo, es importante añadir que es tóxica si se ingiere.

Crece en semisombra, de modo que se recomienda tenerla un poco protegida del astro rey. Soporta hasta los -10ºC.


Fuente: https://www.jardineriaon.com/