Buscar



Petroselinum crispum es una planta anual o bienal herbácea ampliamente cultivada en el mundo para el consumo humano (condimento). Pertenece a la familia Apiaceae donde se encuentran muchas otras plantas que se consumen como alimento, Ejemplo: Zanahoria (Daucus carota), Nabo (Pastinaca sp), Apio (Apium graveolens), entre otras. En la actualidad se cultiva en huertos o macetas debido a que su cultivo es relativamente sencillo. En ocasiones, se utiliza como planta decorativa en jardines por la belleza de su follaje.


Tallos y hojas

Esta especie desarrolla tallos delgados y ramificados que no superan los 30 cm de altura. Dichos tallos con una coloración verde conspicua que brotan de un sistema de raíces +/- tuberosa. Las hojas son largamente pecioladas y se encuentran divididas en numerosas secciones


. Cada sección es trilobulada con el margen claramente aserrado. La coloración de las hojas es verde brillante con nerviaciones conspicuas. En ocasiones esta planta puede confundirse con el conocido cilantro (Coriandrum sativum) por la semejanza morfológica en el follaje. Otro aspecto a agregar, es que las hojas pueden ser totalmente lisas o algo rizadas en dependencia del cultivar y son aromáticas.


Flores

Las flores se disponen numerosas en umbelas terminales que son sostenidas por tallos floríferos de +/- 25 cm de largo. Todas las flores poseen pétalos cortos que exhiben una coloración verdosa poco llamativa. Aun así, cada inflorescencia es capaz de sostener más de 50 flores.


Consejos para el cultivo del Perejil, Petroselinum crispum

Petroselinum crispum es fácil de cultivar en el huerto si se tienen en cuenta los siguientes consejos de cultivo:


Iluminación:

Es importante cultivar esta planta a pleno sol o semisombra para lograr un óptimo desarrollo. En climas tropicales calientes agradece un poco de sombra parcial durante los meses más cálidos del año.


Temperatura:

Prefiere desarrollarse en un rango de temperaturas que se encuentre entre los 22ºC-29ºC. No exponer a temperaturas inferiores a los 8ºC.


Sustrato:

Utilizar un sustrato rico en nutrientes y bien suelto para un mejor resultado. No tolera sustratos demasiado compactos o pobres en materia orgánica. Emplear sustratos universales para plantas del jardín que ofertan en muchos viveros.


Frecuencia de riego:

Regar de forma frecuente con el fin de mantener el sustrato húmedo pero nunca encharcado. Períodos breves de sequía provocan la sequedad parcial del follaje afectando la cosecha.


Plagas y enfermedades:

Raramente afectada por plagas debido a que sus hojas aromáticas repelan a muchas de ellas. Es una planta bastante resistente que en raras ocasiones es atacada por nemátodos en las raíces.


Multiplicación:

Se propaga a partir de semillas que demoran de 3-6 semanas en germinar. Luego de que logran germinar las semillas el crecimiento es bastante acelerado.


OJO:

Esta especie es tóxica para numerosas aves y mamíferos. No incluirla en la dieta de las mascotas comunes en los hogares por precaución.


Fuente: https://plantas.facilisimo.com/




Hay plantas en la huerta que muchas veces es mejor multiplicarlas mediante otros métodos que no sea el de las semillas ya que hay formas mucho más rápidas de reproducción y más efectivos como son los esquejes, bulbos, acodos, tubérculos… En el artículo de hoy vamos a ver 10 plantas que se reproducen sin semilla.


Fresas

Las semillas de las fresas están en el exterior del fruto, sí, son esas pepitas pequeñas que se ven y sí se pueden secar y plantar pero tardarían mucho más que reproduciéndolas mediante estolones que no es otra cosa que unas plantitas pequeñas que echa la fresa adulta y que con el tiempo esa planta echará raíces y se convertirá en otra planta adulta mucho antes que si las hubiéramos plantado de semillas.


Albahaca

Es una planta que se puede reproducir fácilmente mediante semilla porque tiene bastante poder germinativo pero más fácil aun por esqueje. Debemos coger una rama de unos 10 o 15 cm, le quitamos las hojas inferiores para que no se pudran al estar en contacto con el agua y las ponemos en un botito, en pocos días empezarán a salir las raíces y cuando ya salgan bastantes ya se podrían trasplantar a una maceta.


Patatas

Es preferible plantar patatas de tamaño pequeño, aproximadamente del tamaño de una pelota de padel, aunque si son más grandes se pueden partir en 2 y plantar. Las patatas germinarán por las yemas que disponen en la piel y dará lugar a una planta de patata que a su vez empezará a echar raíces y ya tendríamos la planta completa. .


Ajos

Se pueden deben separar los dientes de la cabeza de ajo y así se pueden sembrar en la huerta de esta forma. Es importante mantener las distancias para que puedan crecer correctamente.


Hierbabuena

Es una planta muy olorosa que se usa tradicionalmente en los caldos y consomés. Es muy sencilla de plantar ya que con coger unas ramas y ponerlas de remojo en agua comenzará a echar raíces enseguida. Cuando pasen unas semanas ya las podemos poner en una maceta. A la hora de cosecharla solo tenemos que ir cogiendo ramitas ya que tiene facilidad para rebrotar.


Papaya

Las plantas de papaya son unos árboles tropicales de difícil reproducción por semilla. Hay un método bastante eficaz que consiste en hacer un acodo aéreo para obtener una planta nueva que produzca fruta. El tronco es normalmente largo y alto sin ninguna rama. Solo ramifica cuando pasan varios años y es cuando podemos hacer el acodo. Se le hace un corte superior a la rama que queremos sacar y se le pone una bolsa con tierra húmeda bien amarrada para que la rama eche raíces. Pasadas unas semanas ya la podremos terminar de cortar y plantar.


Romero

Es una planta aromática que sirve para condimentar, atraer insectos beneficiosos o para hacer setos ya que crece bastante y fácilmente. Y además es muy fácil de reproducir por esqueje.


Jengibre

Es una raíz que se usa como condimento o ingrediente para algunos dulces. Es muy saludable y se puede conseguir en fácilmente. Se pueden plantar unos trozos y con el tiempo podremos conseguir nuevas plantas.


Batata

Es un tubérculo que se usa como verdura o incluso para hacer dulces en algunos lugares. Se dice tradicionalmente que si plantas el tubérculo obtendrás ramas pero si plantas esquejes obtendrás más tubérculos. Es por ello que para sembrarlas se hacen esquejes de 15 a 20 cm de las ramas cosechadas de la planta anterior para poder obtener un cultivo nuevo. Si vives en ciudad y no las puedes conseguir simplemente debes poner un trozo de batata en remojo hasta que empiece a echar ramas y posteriormente hacer esquejes con esas ramas.


Piña Tropical

Se debe cortar la base de las hojas y poner de remojo en agua unos días, cuando empiecen a salir raíces se debe cambiar el agua con asiduidad para evitar que se pudran. Cuando las raíces sean lo suficientemente grandes se pueden plantar en una maceta de unos 50 litros ya que la planta necesita al menos 2 años para empezar a producir piñas.



Fuente: https://plantas.facilisimo.com

  • Jardineros Profesionales



Hay una gran variedad de plantas en el mundo, y también, muchos tipos de semillas. Estas son la última gran obra de la evolución de los seres vegetales, ya que en unas estructuras de reducido tamaño se concentra toda la información genética que hará que, si germinan, se conviertan en árboles, arbustos, palmeras, hierbas, cactus, crasas,… o etcétera.

Eso, si alguien no se las come antes claro, ya que hay unas cuantas que son comestibles, como las pipas de girasol, el arroz o las lentejas, entre otras. Acercarse a este mundo es de lo más interesante, pues te permitirá tener una idea más clara de cuántos tipos de semillas hay, y qué plantas las producen.


Las semillas son una parte esencial de las plantas; no en vano, en ellas está depositado el material genético de una posible nueva generación. Pero también son importantes para la agricultura y la horticultura, ya que al ser mucho más económicas que un plantón, es posible conseguir muchas unidades las cuales, si son viables, germinarán. De esta manera, podremos tener un mayor número de plantas a un bajo coste.

Centrándonos en los distintos tipos de semillas, has de saber que estos se clasifican en ocho grupos:

  • Semillas Baby

  • Semillas criollas

  • Semillas comestibles

  • Semillas de flores

  • Semillas de frutas

  • Semillas de hortalizas

  • Semillas híbridas

  • Semillas mejoradas


Semillas Baby

Es posible que su nombre ya te diga qué son exactamente, pero si tienes dudas decirte que son un tipo de semilla que ha sido tratada para que, una vez germine, la planta se mantenga con un tamaño reducido.

Además, se consigue que las semillas sean ideales para su consumo, pues son fáciles de masticar al ser tiernas y dulces, y tienen el mismo valor nutricional que las que son puras, o incluso pueden superarlo.


Semillas criollas

Son aquellas autóctonas, que no han sido modificadas genéticamente, al menos no de manera artificial. Esto significa que son aquellas que las plantas han producido de forma natural, tras la polinización de sus flores, y que luego se han recolectado. Estas son de la misma especie pura; es decir, no son cruces híbridos. Por ejemplo, si se cruza una amapola (Papaver rhoeas) con otra, sus semillas serán puras.

Conseguir estas semillas es, desde mi punto de vista, lo mejor que se puede hacer, pues tendremos la garantía de que las plantas obtenidas a partir de ellas se adaptarán sin problemas las condiciones que hay en nuestra zona.


Semillas comestibles

Como su nombre indica, son las que son aptas para consumo y, por lo tanto, las que se cultivan para ese fin. Antes mencionamos a las pipas de girasol, el arroz o las lentejas, pero hay muchísimas semillas comestibles: pistachos, nueces, maíz, avena, sésamo, calabaza, chía…

Si bien es cierto que algunas pueden causar algún tipo de reacción alérgica, como el trigo o el maíz, a las personas sensibles, en general hablamos de semillas que, si se consumen de vez en cuando, contribuyen a mejoran nuestra dieta y salud. Muchas son muy ricas en proteínas, vitaminas como la B o la E, y en algunos minerales como el calcio.


Semillas de flores

Hay muchos tipos de semillas de flores: algunas son tan pequeñas y ligeras que el viento las transporta con facilidad, como las del diente de león; hay otras que son más grandes, como las de los rosales, y que por consiguiente dependen más de animales o, a veces, del agua para poder alejarse de la planta madre.

El color, el tamaño y la forma varían mucho de una especie a otra. Por eso hay que elegir bien el semillero donde se van a sembrar, para que no les falte espacio.


Semillas de frutas

Al igual que las de frutas, sus características varían mucho: las del cerezo son de color marronáceo, redondeadas y miden aproximadamente un centímetro de diámetro; las de la higuera son negruzcas, alargadas y con un tamaño de menos de 0,5 centímetros.

Las plantas que las producen se cultivan en huertos la gran mayoría de veces, pero también hay especies que se adaptan al cultivo en macetas, como las del género Citrus (los cítricos).


Semillas de hortalizas

Las hortalizas son aquellas plantas que se cultivan para consumirlas. Estas incluyen legumbres y verduras, como por ejemplo lechuga, apio, pimiento, zanahoria, etc. Todas ellas necesitan una humedad constante para poder germinar, y a menudo también calor por lo que la época de siembra suele ser la primavera.

Ahora bien, para aprovechar mejor la temporada se puede recurrir a la siembra en semillero protegido, o a un germinador eléctrico.


Semillas híbridas

Las semillas híbridas son aquellas que proceden de cruces de dos especies o variedades puras distintas. Por ejemplo, las semillas obtenidas del cruce de las palmeras Washingtonia robusta y Washingtonia filifera son híbridas, dando lugar a la Washingtonia filibusta. Estas plantas tienen características de ambos padres, pero a menudo tienen alguna o varias características mejoradas.

Así, pueden ser más resistentes, producir un mayor número de frutos y/o con más o menos semillas, ser más resistente a las plagas y/o enfermedades, crecer a un ritmo más rápido, o tener un tamaño adulto más o menos grande.

Se distinguen dos tipos:

  • Los híbridos de crecimiento libre, que son los que después de florecer continúan creciendo.

  • Los híbridos de crecimiento determinado, que son los que, a partir de la floración, pueden crecer a un ritmo más lento o incluso dejar de hacerlo.


Semillas mejoradas

Este tipo de semillas son las que han sido obtenidas gracias a una serie de técnicas y/o procesos llevados a cabo por el ser humano, y siempre en un entorno controlado.

Tienen varias ventajas, ya que de ellas brotarán plantas mejor adaptadas al medio, y más resistentes a las plagas y a las enfermedades.


Fuente: https://www.jardineriaon.com/