Buscar
  • Jardineros Profesionales



Hablamos de parásitos animales y en este artículo se trata de ver en detalle todos y cada uno de los animales que por una u otra razón contribuyen al deterioro progresivo del rosal, llegando en ocasiones a causar la muerte de este.


Pulgón

Quizás sea el parásito animal más conocido y más odiado. Pertenece a la familia de los Aphididae y pueden ser de diferentes colores según el género y especie. Se alimentan de los brotes verdes, succionando las linfas, la savia de las plantas a través de diminutos orificios que practican en las hojas y tallos.

Estos exudan una melaza que atrae a las hormigas que absorben las gotas que salen del pulgón y en contraprestación los van subiendo sobre la planta. Sobre esta melaza se desarrolla un fino hongo formado por filamentos negros, llamado Fumagina spp.

El proceso de colonización de la planta comienza en otoño cuando una hembra alada o fundadora coloca un huevo que eclosiona en primavera. Del huevo nace una hembra sin alas que, por reproducción asexual, va pariendo nuevas hembras como ella y estas a otras y sucesivamente varias generaciones.

La última generación produce hembras aladas y machos sin alas, las hembras fecundadas vuelan en otoño a colocar sus huevos nuevamente.


Se recomiendan algunas soluciones de lucha biológica que puede ayudar a librarse de ellos. Este es el caso de las mariquitas, insectos de la familia Coccinellidae. Sus larvas devoran diariamente miles de pulgones.


También, las plantaciones de lavanda o cebollino cerca de los rosales ayudan como repelente. La pulverización con agua jabonosa asimismo es eficaz.

Sin embargo, solo la pulverización de productos químicos (Imidacloprid y Alfa Cipermetrin) u otros especialmente cuidadosos con el resto de los insectos y con una base de origen vegetal (Rotenona, Piretro) resultan verdaderamente eficaces. En este contexto, debemos siempre consultar los insecticidas permitidos en el país donde nos encontremos.


Orugas

Existen tantas especies de orugas como las hay de mariposas, ya que estas son las larvas que emergen de la puesta de huevos. Roen los bordes de las hojas y pétalos del pimpollo, deformando la futura rosa.

Una de las más dañinas es la oruga masticadora de hojas, si bien no se trata de una larva de mariposa, sino de una especie de pequeña mosca llamada Cladius difformis. En las hojas aparecen pequeñas manchas blancas porque la oruga se comen la hoja dejando tan solo la cutícula.

Se combate fumigando con Imidacloprid de forma sistémica.


Avispa del Rosal

De la familia Argidae, la pequeña avispa del rosal se puede ver a partir de junio en los tallos del rosal. Hace pequeñas mordeduras de forma similar a los dientes de una cremallera, consiguiendo que los tallos se encorven hacía un costado.

Los huevos de este animal se colocan en marzo. Al cabo de 8 días. Después de la puesta, nacen unas orugas que se comen todas las hojas dejando solamente los nervios principales. Las orugas son muy visibles, ya que tienen un vistoso color blanco con unas líneas de puntos negros en el costado.

Pueden ser eliminadas con Deltametrin.


Abeja cortadora de hojas

Megachile centuncularis es un huésped muy común en los rosales en los meses de verano. Visibles rápidamente ya que dejan unos cortes semicirculares en las hojas y que, en ataques masivos, deshojan toda la planta.

Las abejas cortadoras de hojas hacen los nidos en la tierra o en árboles vacíos. Los recortes de las hojas del rosal no son para su alimentación, sino para hacer un confortable nido, similar a los pájaros.


Si el ataque es masivo, se puede tratar con Cipermetrina.


Cochinilla

Minúsculos insectos que recubren los tallos y las ramas de escamas blancas de aspecto algodonoso y que acaban matando las ramas chupando la savia, finalmente también el rosal.

De la familia Margarodidae, su nombre es Icerya purchasi (cochinilla acanalada). El adulto es hermafrodita, coloca un saco acanalado lleno de huevos del que nacerán las ninfas, de color rojo y muy móviles. Se desplazan por toda la planta colocando a su vez más sacos de huevos, infectando así toda la planta.

El ciclo vital se acelera en los meses de más calor y es una plaga muy frecuente y difícil de exterminar. Se pueden combatir con Imidacloprid + Alquil poliglicol.


Araña Roja

Dentro del grupo de los ácaros, es sin duda el más importante por su efecto dañino que en ocasiones, hace que se deba sacrificar parte del rosal para asegurar la supervivencia del resto de la planta.

La araña roja o Tetranychus urticae es un ácaro de unos 0,5 mm en estado adulto. Coloca los huevos en el dorso de las hojas que se llenan de puntitos de color amarillento y de ellos, nacen larvas similares al adulto que absorbe la savia sobre todo de las hojas. Muy frecuentes de mayo a septiembre.

La mejor forma de combatirla es con Abamectina.


Los productos fitosanitarios

Los productos fitosanitarios son los medicamentos que se utilizan para las plantas. Actualmente se pueden conseguir unos productos mucho menos dañinos para el medio ambiente y para las personas que lo aplican.

En el pasado el DDT (Dicloro-Difenil-Tricolo-etano) conseguía matarlo todo y lo envenenaba todo, tierra, plantas y personas, ya que se quedaban adheridos en las hojas y sin una desinfección adecuada pasaba al organismo de animales y humanos. Era tan eficaz que con una aplicación anual era suficiente.


El paso siguiente ha sido especializar el producto para combatir al parásito específico por lo que normalmente con aplicaciones por contacto, mediante polvos, líquidos concentrados o gránulos, su uso es muy inferior y sólo se aplica en el momento en el cual se ha identificado el parásito a combatir.

En el caso de tener que recurrir a este tipo de productos, hay que hacerlo siempre con precaución y en las dosis que indica el fabricante.

La prevención es siempre el mejor remedio, mediante prácticas agronómicas correctas permite evitar el uso de fitosanitarios.

Según su finalidad los fitosanitarios se dividen en:

  • Insecticidas. Actúan sobre insectos.

  • Acaricidas. Contra los ácaros.

  • Herbicidas. Eliminan las hierbas del campo.

  • Fungicidas. Combaten los hongos.

  • Bactericidas. Actúan contra las bacterias.

  • Repelentes. Repelen los seres contra los que actúan.

Según como actúan sobre las plantas pueden ser:

  • Sistémicos. La planta permanece “envenenada” y los parásitos al alimentarse de ella mueren. El producto puede ser aplicado vía foliar o en el suelo, siendo absorbido por las hojas o las raíces.

  • Penetrantes. Sólo entran en la parte donde se aplican, es decir, no se incorporan a la savia, por lo tanto, la planta no está envenenada. Si llueve se limpia el producto.

  • Por contacto. Sólo elimina el parásito cuando entra en contacto con el producto.


Fuente: https://www.floresyplantas.net

Actualizado: 18 mar 2021




Además de sus propiedades antisépticas y estéticas, el agua oxigenada (Peróxido de hidrógeno) es también un gran aliado en el jardín y la huerta orgánica. Tiene muchos usos; ya sea para mantener alejados a los insectos, para acelerar la germinación de las semillas, para actuar como fertilizante o para oxigenar las raíces, este producto tiene todo para ofrecer. Aprende cómo usar agua oxigenada en el jardín y en las plantas.


Enfoque en el agua oxigenada

Al igual que el bicarbonato de sodio, el agua oxigenada es efectiva para varios usos en las plantas de jardín y la huerta. Gracias a sus propiedades bactericidas y oxigenantes, ayuda a mantener las raíces de las plantas y a protegerlas de las plagas.

El agua oxigenada proporciona oxígeno extra y estimula la germinación. Es un buen tratamiento curativo contra el moho, ya que previene la formación de moho y algas. Para ello, este producto tiene múltiples acciones como entre otras:

  • Ayuda en el desarrollo del sistema de raíces de las plantas

  • Es un gran estimulador de crecimiento de las semillas

  • Previene enfermedades y plagas

  • Sirve como fertilizante

A tener en cuenta antes de su usar agua oxigenada:

  • Ponerse guantes antes de manipular el agua oxigenada

  • Reservar su uso para aplicaciones externas solamente

  • Mantenerlo fuera del alcance de los niños


Usos del agua oxigenada en las plantas


1. Prepara las semillas antes de plantarlas

Una semilla bien tratada garantiza una cosecha abundante. La primera preparación consiste en eliminar los microorganismos y patógenos de la semilla. La solución es tratarla con agua oxigenada antes de sembrarla. Este producto aumenta la inmunidad de las plantas.

Sumerge las semillas en una solución de agua oxigenada al 10% mezclada con la mitad de agua corriente durante 5 – 10 minutos mientras se agita con regularidad. Luego quítalas de la solución y enjuaga con agua limpia, finalmente seca las semillas si deseas guardarlas.

Según los expertos, las semillas tratadas son más resistentes a las malas condiciones climáticas.


2. Desarrollo del sistema de raíces para plantas de semillero y esquejes

Para una mejor cosecha, el uso de agua oxigenada para tratar las plántulas es de gran ayuda. El oxígeno activo ataca a las bacterias y estimula el crecimiento de la planta. Las plántulas pueden ser rociadas con esta solución para revivir las raíces secas.

  • Haz una mezcla de 3 ml de agua oxigenada al 10% para 1 litro de agua

  • Regar los plantines durante el tiempo necesario

  • Si la planta está enferma, usa el tratamiento regularmente hasta la remisión completa.

La inmunidad es impulsada por la saturación de los tejidos de la planta con oxígeno. Así, los esquejes se arraigan más rápidamente.


3. Tratamiento para tomates agrietados

Las plantas de tomate tratadas con agua oxigenada, especialmente en los frutos maduros, hará que los frutos queden menos agrietados.

  • Prepara una solución a base de una cucharadita de agua oxigenada al 10% y una taza de agua.

  • Rocialo en las plantas de tomate para eliminar hongos, moho u otros organismos indeseables. Esta mezcla también ayuda a prevenir las infecciones bacterianas.


4. Prevenir la putrefacción de la raíz

El riego excesivo a menudo conduce a la falta de oxígeno en la zona de la raíz. De hecho, una gran cantidad de agua en las plantas conduce a la obstrucción de los espacios vacíos en el suelo. Como resultado, esta falta de aire sofoca las raíces podridas. Notaras este problema cuando la planta se marchita o decae casi por completo de un día para otro.

Para remediar esto, es necesario regar con una mezcla de 10 ml de agua oxigenada al 10% en 1 litro de agua. Riega la planta afectada con toda la mezcla. Si al otro día no hay grandes resultados no dudes en repetir la operación.

Este producto actúa como oxidante y elimina las bacterias patógenas, el moho y la podredumbre atrapados en el suelo. Hay que tomar algunas precauciones para tratar mejor a las flores. Según los científicos, es crucial tratarlos con agua oxigenada, especialmente de 2 a 3 veces por semana. La solución se descompone en oxígeno y agua una vez introducida en el suelo.


5. Mejorar la germinación de las semillas

El peróxido de hidrógeno acelera la germinación de las semillas. Actúa sobre los recubrimientos de las semillas y neutraliza los posibles patógenos.

  • Sumerge las semillas en agua oxigenada al 3% durante 30 minutos.

  • Enjuagarlas cuidadosamente con agua clara.

  • Plantarlas.


6. Tratamiento contra el moho

El agua oxigenada es efectiva contra el moho.

  • Haz una mezcla de 10 cucharadas de agua oxigenada del 3 al 6%, dependiendo de la extensión de la infección, con 1 litro de agua.

  • Rocía las plantas diariamente con él hasta que los hongos sean eliminados completamente.


7. Agua oxigenada como fertilizante

El agua oxigenada potencia el sistema de raíces de las plantas. De hecho, gracias a la molécula de oxígeno extra presente en este producto, promueve la absorción de nutrientes del suelo a través de las raíces.

  • Haz una mezcla de 4 litros de agua con 1 cucharadita de peróxido de hidrógeno al 3%.

  • Rociar las plantas regularmente para estimular su crecimiento.


8. Tratamiento de enfermedades y plagas

Todos los jardineros aspiran a buenas cosechas, libres de enfermedades destructivas, insectos y malezas. Sin embargo, es difícil mantener las plantas alejadas de las plagas. Con el agua oxigenada es posible protegerlas eficazmente contra plagas microbianas como hongos, bacterias e insectos no deseados. De hecho, este producto previene y controla las enfermedades. Se recomienda realizar el tratamiento durante el trasplante.

  • Prepara la misma solución que la anterior, es decir, 4 litros de agua con 1 cucharadita de agua oxigenada al 3%.

  • Viértelo en una botella de spray.

  • Rocía regularmente las plantas con él mojando bien las hojas

  • Después de cada lluvia, rocía las plantas abundantemente con esta solución.

Este preparado también elimina las bacterias de las frutas y verduras, incluyendo los gusanos de la col.


Para mantener alejados a los parásitos, haz una solución con 50 g de azúcar, 1 litro de agua y 50 ml de agua oxigenada al 3%. Se utiliza semanalmente y puede usarse para tratar la sarna, los áfidos y otras plagas.


9. Mantener la calidad del agua en los estanques

Para mantener limpia el agua de las fuentes y estanques, basta con añadir la cantidad adecuada de agua oxigenada, unos 250 ml de agua oxigenada al 10% por cada 30 litro de agua. Las algas y las bacterias crecerán mucho menos o nada.


Fuente: https://www.ecojardinmagico.com/



Las dalias con flores del grupo cactus, bola o decorativas son las más deseadas, al menos cuando pensamos en jardines para flor de corte. Sin embargo, cuando queremos cultivar dalias en el jardín que tengan la capacidad de atraer abejas y otros insectos polinizadores, nuestra gustos tienen que orientarse hacia otros grupos de dalias.


A estas alturas es bien conocido que las abejas melíferas, y también algunos abejorros y especies de abejas solitarias, han disminuido en abundancia en los últimos años. En el caso de los abejorros y las abejas solitarias, al ser especies que tienen requisitos bastante limitados a la hora de elegir los tipos de flores de las que se alimentan, son las que tienen más probabilidades de verse afectadas. Por lo general, se trata de especies que no son capaces de utilizar flores de jardín.


Por el contrario, la abeja melífera y las especies más comunes de abejorros utilizan una amplia gama de flores tanto cultivadas como silvestres y, por lo general, no es probable que les falten plantas adecuadas de las que puedan alimentarse, siempre y cuando en nuestra selección de especies se incluyan plantas con flores de fácil acceso para esos insectos.


Para quienes estéis pensando en plantar tubérculos de dalia este año y no tengáis claro todavía qué tipo de dalia queréis que florezca en vuestro jardín el próximo verano y otoño, una buena razón para acotar vuestra selección es pensar en aquellas dalias cuyas flores son atractivas para abejas y otros insectos polinizadores, porque no todas son válidas para ese cometido.


De los 13 grupos en los que se clasifican las dalias atendiendo a la morfología de sus flores, solo algunos son adecuados para atraer insectos polinizadores. Se trata de grupos que incluyen cultivares de dalias con flores de centro abierto, ya que son las que permiten fácilmente el acceso a esos polinizadores.


Por el contrario, las dalias con flores de múltiples pétalos, como los cultivares del grupo cactus, bola o decorativas, generalmente son de menor eficacia, ya que los pétalos adicionales impiden el acceso de los insectos polinizadores a las partes de la cabeza de la flor que contienen polen.


Grupos de dalias que pueden atraer insectos polinizadores

Dalia flor sencilla

Los capítulos de este tipo de dalias no presentan duplicatura alguna. Sus flores forman un anillo exterior único de flósculos, que puede superponerse, formando en el centro un disco.


Dalia Collerette (flores de collar)

Las dalias con flores de collar son aquellas que tienen un solo anillo exterior de flósculos radiales generalmente planos, que pueden superponerse, con un anillo de floretes pequeños (el collar), generalmente de otro color, formando en el centro un disco.


Dalia flor de orquídea sencilla Las dalias del grupo orquídea sencilla o estrella tienen flores con un solo anillo exterior de floretes que rodean el disco. Los floretes de los radios se presentan uniformemente encorvados en sus bordes hacia adentro o hacia afuera.


Dalia flor de Anemona

Este grupo de dalias llevan ese nombre porque los capítulos de sus flores recuerdan a los de las anémonas. El centro se compone de tubos densos y alargados en lugar de un disco. Las partes externas tienen uno o más anillos de pétalos aplanados.


Dalias diversas

Las dalias diversas abarcan aquellos cultivares que no encajan en ninguno de los grupos formales de dalias. En este grupo existen algunas variedades con flores de centro abierto capaces de atraer insectos polinizadores, como Dahlia 'Waltzing Mathilda', un cultivar con flores semidobles, rojo claro con brillo amarillo, con pétalos ligeramente retorcidos.


Algunos requisitos básicos para el cultivo de dalias

Las dalias crecen en cualquier suelo, pero lo hacen mejor en suelos fértiles, ricos en materia orgánica y bien drenados. Es mejor situarlas a pleno sol. Conviene plantar los tubérculos cuando haya pasado todo el peligro de las heladas. Dependiendo de la zona donde nos encontremos, lo ideal es hacerlo entre abril y mayo, incluso hasta junio. No hay que olvidar que los cultivares más altos necesitan cañas o estacas para proporcionarles un punto de apoyo. También es importante que cortemos en la base las flores marchitas para prolongar la floración. Si aplicamos abono liquido en el riego con regularidad obtendremos mejores resultados. Por último, hay que tener en cuenta que las dalias no son completamente resistentes, por lo que es conveniente levantar los tubérculos en otoño, cuando el follaje se ha ennegrecido por la primera helada. Es entonces cuando se tienen que cortar los tallos, levantar los tubérculos y guardarlos durante el invierno en lugar seco y libre de heladas. En áreas templadas se pueden dejar los tubérculos en el suelo, pero si están plantados en suelos pesados pueden llegar a pudrirse.

Fuente: https://www.elblogdelatabla.com