Buscar



Muchas personas no se animan a empezar con su huerto urbano por ser un poco impacientes y porque requiere de mucho trabajo.


El tiempo de espera puede ser lento comparado con el ritmo de la ciudad y el estar acostumbrados a solo ir al súper y tenerlos listos para cocinar.


Sin embargo recuerda que es mucho más nutritivo y en un corto tiempo te puede resultar más económico tener tu propio huerto. No todos los vegetales se toman meses para producir frutos; existen un sinfín de variedades nutritivas, ricas y saludables que se pueden cosechar bastante rápido luego de haberlos sembrado.


A continuación te compartiré los mejores vegetales para que puedas darle un buen comienzo a tu huerto.


1. Rábano

El ciclo de cultivo del rábano es el más sencillo y rápido, desde la siembra hasta la cosecha. Es de aproximadamente 25 a 30 días dependiendo de la variedad. Las semillas son circulares de color café oscuro, con un diámetro de 5 mm. Este cultivo prefiere climas frescos, es recomendable sembrarlo a finales de julio o principios de agosto con temperaturas de 15-25ºC.


2. Calabacín

La recolección del calabacín se hará 40 días después de la siembra y continuará de acuerdo al crecimiento de la planta por otros 40 a 60 días más. ¡Son realmente deliciosas! A los niños les encanta por su sabor un tanto dulce cuando se cocinan.


3. Zanahorias bebés

Dependiendo de las condiciones de cada lugar y de las variedades sembradas; puedes cosechar zanahorias pequeñas desde las 4 a 6 semanas. Algunas variedades pudieran tardar un poco más de 5 a 7 semana para madurar. Puedes estar cosechando la zanahoria según las vayas necesitando, especialmente en los meses frescos y templados.


4. Espinaca

Al igual que las lechugas las espinacas pueden estar listas para cosechar en tan solo 30 a 45 días. ¡Ojo! Es importante observar el crecimiento de nuestras plantas, al principio sólo podremos cosechar algunas hojas ya que si cosechamos demasiadas tardará en recuperarse y su crecimiento será lento.


5. Pepino

Los meses ideales son en primavera, de Septiembre a Octubre y también en Febrero. Tarda 60 a 70 días de la siembra aproximadamente; para consumo fresco se cosecha con las 2/3 partes de su tamaño definitivo. Para pickles es a los 30 a 40 días y aproximadamente de 3 a 5 cm de largo.


6. Brócoli

La temperatura de crecimiento óptima se ubica en los 16 a 18°C con una máxima de 30°C. El cultivo se inicia en almácigos que se pueden realizar todo el año pero para producción de invierno se hacen en Febrero a Marzo con trasplante en Abril y para trasplantar en Enero el almacigo se hace en Noviembre. Esto depende de la variedad y su ciclo ya que puede ser corto, mediano o largo. El ciclo corto va de 50 a 75 días desde trasplante a cosecha; el mediano de 80 a 120 y el largo más de 150 días.


7. Cebolla larga

Cebollín, cebolleta, cebolla de verdeo entre otros de sus nombres; es una de las plantas más versátiles que existe. Estas cebollas por lo general tardan 6 meses en formar su bulbo mientras que sus hojas se pueden consumir y se pueden cosechar en tan solo 30 a 45 días. Saben deliciosas como guarnición para sopas o para agregarlos a saltear también. ¡Si o si deben deben estar en tu huerto!


Ahora que ya conoces algunos vegetales que no necesitas mucho tiempo para cosechar, ¡no tienes pretextos! Verás que después de empezar con alguno de estos te encantará y serás más paciente para la espera de tus cosechas.


No olvides compartir con amigos y en redes sociales favoritas, cuéntame en los comentarios si ya tienes alguno de estos vegetales y como te ha ido con su cosecha.


Fuente: https://plantas.facilisimo.com/




Elegir las suculentas adecuadas para ti puede ser complicado, sobre todo si no estás seguro de tener un espacio donde puedan crecer feliz mente y recibir suficiente luz solar a diario al mismo tiempo. Aunque las crasas, generalmente, vienen con datos sobre sus necesidades de iluminación, saber cómo determinar el nivel de luz adecuado para las suculentas es fundamental para su correcto crecimiento.


Luz directa

La luz directa hace referencia a la luz del sol brillante y sin filtrar. Las suculentas tienen acceso a la luz del sol desde todos los ángulos, aunque hay ambientes en el interior donde pueden obtener iluminación directa como en el alfeizar de una ventana que mire al sur o al norte.


Luz indirecta

La luz indirecta es la luz del sol que pasa a través de un medio, como, por ejemplo: las hojas de un árbol o una persiana, o bien, que, se refleja en otra superficie antes de llegar a la planta. El alfeizar de una ventana orientada al este brinda luz indirecta.


Luz media

La luz media es lo que llamamos a la luz solar filtrada, es decir que se brilla a través de otra cosa como puede ser una ventana o una cortina.


Luz brillante

La luz brillante o el pleno sol significa que no hay barreras entre la luz solar y la planta. Este concepto es similar al de luz directa. Una ventana soleada orientada al sur o al oeste, brindan luz brillante a las suculentas.


Luz baja

La luz baja o poca luz, se refiere a que la luz solar directa no llegará a la planta. La mayoría de las ventanas orientadas al norte o sombreadas, tienen poca luminosidad.


Uno de los problemas que suelen tener quienes tienen suculentas en su hogar, sobre todo, los principiantes, es su capacidad para determinar si las plantas tienen el nivel apropiado de luz. Para comprobar esto hay un método muy simple:

  1. Ve al sitio en el que has colocado tu planta en el momento más brillante del día.

  2. Coge una hoja de papel y sostenlo contra la fuente de luz.

  3. Eleva tu mano libre y ponla sobre la hoja de papel.

Si ves una sombra nítida en el trozo de papel, significa que la planta recibe luz brillante mientras que si predomina la sombra el nivel de luz es bajo. La gran mayoría de las suculentas precisan de cuatro a seis horas de luz solar brillante al día, por lo que te aconsejo ubicarlas en una ventana orientada al sur o al este.


Fuente: https://www.guiadejardineria.com




Los cactus son conocidos por lo fáciles que son de cuidar, y también por la belleza de sus flores. Hay muchísimos que, además, se pueden cultivar en macetas o jardineras, lo cual es sin duda muy interesante cuando se quiere tener algunos en el balcón o en el patio, y/o no se tiene jardín.


Pero por muy bien cuidados que estén hay una serie de insectos que pueden acabar con nuestra colección en poco tiempo, a menos que les pongamos freno. Así que veamos cuáles son las plagas de los cactus y cómo eliminarlas.


Araña roja

La araña roja es un insecto que afecta a muchos tipos de plantas, entre ellos los cactus. A pesar de su nombre, es un ácaro que tiene un cuerpo ovalado, de color naranja si es hembra o amarillento si es macho. 

Prolifera en primavera y en verano, alimentándose de la savia. Es fácil distinguirla pues produce hilos de seda para pasar de un lado a otro.

Daños

Cuando un cactus tiene una plaga de araña roja lo que va a pasarle es que su cuerpo empezará a presentar decoloraciones. 

Tratamiento

Si quieres eliminar o reducir la planta, aconsejamos limpiar el cactus con agua primero. Si la plaga no está extendida, a menudo con este remedio es más que suficiente. Pero si vuelven a aparecer, entonces trátalos con aceite de neem.


Caracoles y babosas

Tanto los caracoles como las babosas son animales que salen en temporada de lluvias. No es que constituyan una plaga como tal para los cactus, pero debido a su voracidad es necesario mantenerlos alejados de las plantas.

Ellos se alimentan de todas las partes de los cactus, independientemente de si tienen espinas o no. Por lo que hay que estar pendientes.

Daños

Los cactus presentarán mordiscos más o menos profundos en cualquier parte de su cuerpo. Si la planta en cuestión es de pequeño tamaño, podría incluso »desaparecer» de un día para otro, quedando únicamente las espinas.

Tratamiento

El mejor tratamiento es la prevención. Protege tus plantas haciéndoles una especie de invernadero con tela mosquitera o con tela metálica de agujeros muy pequeños (como la que se usa para cercar o en gallineros).

Si te encuentras algún caracol o babosa, llévalo lo más lejos posible de tus plantas, como mínimo a unos 40 metros de donde estén.

En el caso de que ya haya algunos por tus cactus, puedes tratarlos con molusquicidas (cuidado si tienes gatos y/o perros, ya que es tóxico para ellos), o con vinagre.


Cochinillas

Son la principal y peor plaga que pueden tener los cactus, muy especialmente si están siendo cultivados en climas cálidos o templado-cálidos como en la región mediterránea. Hay de muchos tipos, pero los que más atacan a nuestras plantas favoritas son sobre todo tres: la algodonosa, que tiene forma redondeada y es de color blanco; las cochinillas de escudo, que son las que tienen un caparazón endurecido de color marronáceo; y aquellas que son como lapas, como el piojo de San José, de color marrón-gris.

Todas ellas proliferan durante los meses cálidos y secos del año, de manera que es durante el verano cuando más las veremos. Pero tampoco estará de más estar un poco pendientes en primavera si vivimos en una zona cálida, ya que en estos lugares es normal que comiencen su actividad mucho antes de que llegue la temporada veraniega.

Daños

Estos insectos se alimentan de la savia de los cactus, con lo cual estos pierden fuerza y salud. Además, allá donde están, las plantas pierden color. Si la situación se prolonga mucho tiempo puede haber tantas cochinillas que hasta la vida de los cactus correría un serio peligro.

Tratamiento

Por propia experiencia, el mejor tratamiento, por su rápida eficacia y por ser un producto natural, es la tierra de diatomeas (en venta aquí). Este tiene un aspecto de polvo blanco que lo que hace es perforar el cuerpo del insecto, en este caso de la cochinilla, haciendo que muera por deshidratación.

Pero por supuesto hay otras formas de erradicarlas:

  • Con agua y jabón neutro: utiliza un pincel pequeño para limpiar el cactus evitando así que te hagas daño.

  • Insecticidas químicos: los anti-cochinillas químicos pueden serte de gran utilidad, pero úsalos siguiendo las indicaciones de uso.

  • Permetrinas: son insecticidas naturales. Son de utilidad cuando la plaga no se ha extendido.

Gorgojo negro o picudo negro

El picudo negro de los agaves (Scyphophorus acupunctatus), como así se conoce más, es un gorgojo cuyo apetito en estado larval causa graves daños, no solo en los agaves, si no también en muchos cactus.

La hembra deposita los huevos en el interior de la planta, llegando hasta él a través de alguna herida. Luego, estos eclosionan, y se alimentan del cactus. Con el tiempo, este se debilita.

Daños

Al principio es un poco difícil de ver, pues el cactus puede estar aparentemente bien. Pero sí que podemos darnos cuenta de que sus tallos están perdiendo firmeza, o que se caen.

Tratamiento

El tratamiento consiste en aplicar insecticidas como el clorpirifos a los cactus en primavera y verano. Si sabemos que la plaga ha llegado a la zona, será muy recomendable tratarlos un mes con este insecticida y al mes siguiente con imidacloprid.


Pulgones

Los pulgones o áfidos son unos insectos muy pequeños, de unos 0,5 centímetros o menos, que al igual que a las cochinillas les favorece el calor y, también, la sequedad del ambiente.  Hay que decir que en cactus son una plaga rara, en crasas sí que se ven más. Pero igualmente hemos querido incluirlo ya que se alimentan de la savia, en concreto de los capullos florales y de las partes más tiernas de las plantas.

Su cuerpo puede ser de color marrón, verde, rojizo o incluso negro, y se pueden reconocer por sus dos largas antenas. A menudo establecen relaciones simbióticas con las hormigas, ya que los pulgones secretan una melaza que a ellas les gusta.

Daños

En cactus los daños los veremos en los capullos florales más que nada. Estos permanecerán cerrados, pues les será imposible abrirse debido a que los pulgones se lo impedirán. Como consecuencia de ello, las plantas habrán gastado energía y recursos en producir flores en vano.

Tratamiento

Si buscas un remedio natural, te recomendamos mirar de conseguir mariquitas. Ellas son depredadores naturales de los pulgones, y además son muy beneficiosas para el jardín pues también polinizan las flores.

Otras formas de eliminarlos es con insecticidas como la tierra de diatomeas, u otros químicos como los anti-pulgones.


Mosca del mantillo

La mosca del mantillo es un insecto muy común en plantas que se cultivan en macetas, y muy especialmente con tierra que permanece mucho tiempo húmeda. Pertenece a la familia Sciaridae, y su cuerpo es de color negro, motivo por el que también se conoce como mosca negra.

Esta puede verse en cualquier época del año, pero le gusta más la primavera y el verano pues es cuando los huevos son depositados en la tierra y pueden eclosionar.

Daños

Los ejemplares adultos no causan daños, más allá de depositar los huevos. Pero en cambio las larvas se alimentan de las partes tiernas del cactus que se encuentran bajo la superficie del sustrato; es decir, de las raíces. Por ello, la planta ralentizará su crecimiento y podría llegar a debilitarse mucho.

Tratamiento

Hay varios remedios que puedes usar para eliminar la plaga de la mosca del mantillo. Por ejemplo, puedes colocar trampas adhesivas de color amarillo (en venta aquí) cerca de los cactus, o tratarlos con aceite de neem. Otra opción es introducir clavos de canela en el sustrato, o colocar cáscaras de cítricos (limón, naranja, etcétera) troceadas por encima.


Trips

Los trips son como tijeretas pero mucho más pequeños, de aproximadamente 2 milímetros de longitud. Es una plaga común en las plantas que se cultivan en invernaderos y en el exterior, y su actividad crece durante la primavera y el verano.

Al igual que los pulgones, tampoco los veremos mucho en los cactus, pues tienen predilección por las plantas con hojas. Ahora bien, ellos también pueden dañar las flores al alimentarse de su savia.

Daños

Los mismos que los que causan los áfidos; esto es: capullos florales que no se abren y que llegan a caer, y pétalos con mal aspecto.

Tratamiento

Para eliminar los trips puedes recurrir a insecticidas como el jabón potásico o el aceite de neem. Pero también has de saber que tienes la opción de limpiar con agua y jabón los capullos florales.

Esperamos que te haya sido de utilidad y puedas identificar la plaga de tus cactus.


Fuente: https://www.jardineriaon.com

¿Quiénes somos?

¡Somos un equipo de personas entusiastas, con muuuchos años ya de experiencia en este sector, que nos encanta nuestro trabajo y que queremos compartir contigo la pasión que sentimos por la jardinería!

JardinerosProfesionales es el lugar de encuentro de todos los jardineros y apasionados de la jardinería en general. Aquí podrás informarte de todo lo relativo a la jardinería (técnicas, maquinaria, herramientas...), leer las opiniones de otros usuarios, comentar las últimas noticias, compartir las imágenes de tus trabajos con otros jardineros ¡y mucho más!

¿Tienes alguna duda? ¿Necesitas ayuda? ¿Tienes alguna propuesta? ¿Quieres publicitarte aquí?...