Buscar


El anegamiento es cuando el suelo y las raíces de las plantas se saturan de agua. Esto ocurre cuando se riega en exceso o cae más lluvia de la que el suelo puede absorber. Si vives en un área con tormentas intensas, probablemente tengas este problema como así también si vives en una pendiente y el agua fluye a través de tu jardín. Sigue leyendo para saber cómo restaurar las plantas anegadas en macetas.


Cuando las bolsas de aire de alrededor de las partículas del suelo empiezan a saturarse de agua, los tejidos de las raíces comienzan a morir desde los extremos. Si tienes problemas de lluvias estacionales es difícil que eso ocurra a no ser que el suelo permanezca anegado por mucho tiempo.

El anegamiento también depende de la estructura del suelo, pues los arcillosos tienden a retener el agua durante periodos largos porque sus propiedades de drenaje son pésimas. En caso de que el suelo se anegara por riego en exceso o mal drenaje, la planta podría morir porque los gases de etileno y dióxido de carbono se acumularían alrededor de las raíces y afectaría su crecimiento.


Cómo saber si el suelo está anegado

  1. Hojas amarillas debido a la filtración de nitrógeno del suelo.

  2. Marchitamiento, caída de las hojas repentinamente.

  3. Malas hierbas.

  4. El suelo podría comenzar a oler agrio y volverse bajo en oxígeno, lo que se conoce como suelo anaeróbico.

  5. El agua queda acumulada sobre la tierra.

  6. Las plantas son atacadas por plagas y enfermedades.

  7. Se ven gusanos en la superficie, pues están haciendo lo posible para no ahogarse.

  8. Se observa una espuma en la superficie del suelo.

  9. Si retiras la planta de la maceta, las raíces pueden decolorarse y tornarse negras o marrones oscuros.

Para restaurar las plantas anegadas en macetas lava el follaje de la con una manguera, así eliminarás los residuos químicos. Luego, frota la parte exterior de las macetas y el borde con jabón biodegradable y agua templada. Si la mezcla para macetas tuviera un olor agrio, añade una pizca de cal de jardín para eliminar el olor, aunque lo idea es remover la tierra contaminada y añadir tierra nueva con algunos otros ingredientes para fortalecer su salud y mejorar la aireación como pueden ser vermiculita y hummus de lombriz.


Usa un medidor de humedad para medir la cantidad de agua que hay en el suelo. Si la humedad superara el 80 por ciento, aun está muy húmedo, por lo que tendrás que dejar secar antes de volver a regar. Riega cuando la humedad descienda a 30 por ciento.


Finalmente, asegúrate de que los orificios de drenaje estén libres de obstrucciones para que el agua drene libremente.


Fuente: https://www.guiadejardineria.com/




Muchas personas no se animan a empezar con su huerto urbano por ser un poco impacientes y porque requiere de mucho trabajo.


El tiempo de espera puede ser lento comparado con el ritmo de la ciudad y el estar acostumbrados a solo ir al súper y tenerlos listos para cocinar.


Sin embargo recuerda que es mucho más nutritivo y en un corto tiempo te puede resultar más económico tener tu propio huerto. No todos los vegetales se toman meses para producir frutos; existen un sinfín de variedades nutritivas, ricas y saludables que se pueden cosechar bastante rápido luego de haberlos sembrado.


A continuación te compartiré los mejores vegetales para que puedas darle un buen comienzo a tu huerto.


1. Rábano

El ciclo de cultivo del rábano es el más sencillo y rápido, desde la siembra hasta la cosecha. Es de aproximadamente 25 a 30 días dependiendo de la variedad. Las semillas son circulares de color café oscuro, con un diámetro de 5 mm. Este cultivo prefiere climas frescos, es recomendable sembrarlo a finales de julio o principios de agosto con temperaturas de 15-25ºC.


2. Calabacín

La recolección del calabacín se hará 40 días después de la siembra y continuará de acuerdo al crecimiento de la planta por otros 40 a 60 días más. ¡Son realmente deliciosas! A los niños les encanta por su sabor un tanto dulce cuando se cocinan.


3. Zanahorias bebés

Dependiendo de las condiciones de cada lugar y de las variedades sembradas; puedes cosechar zanahorias pequeñas desde las 4 a 6 semanas. Algunas variedades pudieran tardar un poco más de 5 a 7 semana para madurar. Puedes estar cosechando la zanahoria según las vayas necesitando, especialmente en los meses frescos y templados.


4. Espinaca

Al igual que las lechugas las espinacas pueden estar listas para cosechar en tan solo 30 a 45 días. ¡Ojo! Es importante observar el crecimiento de nuestras plantas, al principio sólo podremos cosechar algunas hojas ya que si cosechamos demasiadas tardará en recuperarse y su crecimiento será lento.


5. Pepino

Los meses ideales son en primavera, de Septiembre a Octubre y también en Febrero. Tarda 60 a 70 días de la siembra aproximadamente; para consumo fresco se cosecha con las 2/3 partes de su tamaño definitivo. Para pickles es a los 30 a 40 días y aproximadamente de 3 a 5 cm de largo.


6. Brócoli

La temperatura de crecimiento óptima se ubica en los 16 a 18°C con una máxima de 30°C. El cultivo se inicia en almácigos que se pueden realizar todo el año pero para producción de invierno se hacen en Febrero a Marzo con trasplante en Abril y para trasplantar en Enero el almacigo se hace en Noviembre. Esto depende de la variedad y su ciclo ya que puede ser corto, mediano o largo. El ciclo corto va de 50 a 75 días desde trasplante a cosecha; el mediano de 80 a 120 y el largo más de 150 días.


7. Cebolla larga

Cebollín, cebolleta, cebolla de verdeo entre otros de sus nombres; es una de las plantas más versátiles que existe. Estas cebollas por lo general tardan 6 meses en formar su bulbo mientras que sus hojas se pueden consumir y se pueden cosechar en tan solo 30 a 45 días. Saben deliciosas como guarnición para sopas o para agregarlos a saltear también. ¡Si o si deben deben estar en tu huerto!


Ahora que ya conoces algunos vegetales que no necesitas mucho tiempo para cosechar, ¡no tienes pretextos! Verás que después de empezar con alguno de estos te encantará y serás más paciente para la espera de tus cosechas.


No olvides compartir con amigos y en redes sociales favoritas, cuéntame en los comentarios si ya tienes alguno de estos vegetales y como te ha ido con su cosecha.


Fuente: https://plantas.facilisimo.com/




Elegir las suculentas adecuadas para ti puede ser complicado, sobre todo si no estás seguro de tener un espacio donde puedan crecer feliz mente y recibir suficiente luz solar a diario al mismo tiempo. Aunque las crasas, generalmente, vienen con datos sobre sus necesidades de iluminación, saber cómo determinar el nivel de luz adecuado para las suculentas es fundamental para su correcto crecimiento.


Luz directa

La luz directa hace referencia a la luz del sol brillante y sin filtrar. Las suculentas tienen acceso a la luz del sol desde todos los ángulos, aunque hay ambientes en el interior donde pueden obtener iluminación directa como en el alfeizar de una ventana que mire al sur o al norte.


Luz indirecta

La luz indirecta es la luz del sol que pasa a través de un medio, como, por ejemplo: las hojas de un árbol o una persiana, o bien, que, se refleja en otra superficie antes de llegar a la planta. El alfeizar de una ventana orientada al este brinda luz indirecta.


Luz media

La luz media es lo que llamamos a la luz solar filtrada, es decir que se brilla a través de otra cosa como puede ser una ventana o una cortina.


Luz brillante

La luz brillante o el pleno sol significa que no hay barreras entre la luz solar y la planta. Este concepto es similar al de luz directa. Una ventana soleada orientada al sur o al oeste, brindan luz brillante a las suculentas.


Luz baja

La luz baja o poca luz, se refiere a que la luz solar directa no llegará a la planta. La mayoría de las ventanas orientadas al norte o sombreadas, tienen poca luminosidad.


Uno de los problemas que suelen tener quienes tienen suculentas en su hogar, sobre todo, los principiantes, es su capacidad para determinar si las plantas tienen el nivel apropiado de luz. Para comprobar esto hay un método muy simple:

  1. Ve al sitio en el que has colocado tu planta en el momento más brillante del día.

  2. Coge una hoja de papel y sostenlo contra la fuente de luz.

  3. Eleva tu mano libre y ponla sobre la hoja de papel.

Si ves una sombra nítida en el trozo de papel, significa que la planta recibe luz brillante mientras que si predomina la sombra el nivel de luz es bajo. La gran mayoría de las suculentas precisan de cuatro a seis horas de luz solar brillante al día, por lo que te aconsejo ubicarlas en una ventana orientada al sur o al este.


Fuente: https://www.guiadejardineria.com

¿Quiénes somos?

¡Somos un equipo de personas entusiastas, con muuuchos años ya de experiencia en este sector, que nos encanta nuestro trabajo y que queremos compartir contigo la pasión que sentimos por la jardinería!

JardinerosProfesionales es el lugar de encuentro de todos los jardineros y apasionados de la jardinería en general. Aquí podrás informarte de todo lo relativo a la jardinería (técnicas, maquinaria, herramientas...), leer las opiniones de otros usuarios, comentar las últimas noticias, compartir las imágenes de tus trabajos con otros jardineros ¡y mucho más!

¿Tienes alguna duda? ¿Necesitas ayuda? ¿Tienes alguna propuesta? ¿Quieres publicitarte aquí?...